Humidificadores para radiadores

¿Cuáles son los humidificadores para radiadores?

Los humidificadores para radiadores no son opcionales: dada su función, son absolutamente indispensables en cualquier hogar. Cuando los calefactores están encendidos, de hecho, siempre existe el riesgo de que el nivel de humedad se altere. No es solo un problema numérico, sin embargo. Cuando el nivel de humedad cae muy por debajo de los porcentajes recomendados, el cuerpo sufre. Los primeros síntomas se sienten inmediatamente: las membranas mucosas y los ojos se secan de forma peligrosa, causando problemas visuales y respiratorios.

Los problemas causados ​​por una estadía excesivamente larga en un ambiente seco son mucho más graves: en este caso, pueden surgir alergias, asma, trastornos pulmonares, etc. Los sujetos más arriesgados, en tales casos, serían los ancianos y los niños: ¿por qué poner en riesgo su salud cuando este problema inevitable se puede evitar simplemente almacenando humidificadores del radiador? No cuestan mucho, pero su función es, sin embargo, muy valiosa: el vapor de agua liberado por ellos, de hecho, hace que se restaure el contenido de humedad, es decir, varía entre 40% y 60%.

Ni más ni menos. De lo contrario, existe el riesgo de que incluso los muebles de la casa sufran condiciones desfavorables relacionadas con la humedad: en ausencia de un humidificador, de hecho, es muy probable que el aire seco dañe irreparablemente los pisos, paredes y especialmente los muebles de madera. Aquí, entonces, explicó por qué debemos tratar de favorecer, siempre y en cualquier caso, el reciclaje del aire dentro de un ambiente. Disfrutar de la calidez de los radiadores es necesario, por supuesto. Pero cuidar la salud de uno es igual de sabio y aconsejable. Porque la prevención, ya sabes, es mejor que curar.

Humidificadores para radiadores, son útiles y decoran

No hay forma de ocultarlos: los humidificadores de los radiadores deben estar enganchados al radiador, por lo que siempre están a la vista. Y aquí se explica, entonces, por qué es conveniente elegir un modelo que, además de cumplir su función principal, también actúa como un elemento decorativo. En el mercado hay, por supuesto, en abundancia.

La mayoría de ellos son de cerámica. Algunos son blancos, o al menos simples, y esenciales, mientras que otros son muy coloridos y, a veces, extraños e incluso extraños. Todo depende, en resumen, del estilo del entorno. En una sala de estar minimalista, es mejor colocar un humidificador de radiador simple y de un solo color. En un ambiente alegre y colorido, sin embargo, es mejor atreverse y dejarse llevar por la imaginación, buscando algo especial y original. Los producidos por la conocida empresa Thun, por ejemplo, son realmente adorables: reflejan de manera absoluta ese estilo inconfundible que ha marcado la historia de la marca, y es por eso que son muy apreciados.

Hay dos opciones: puede elegir, para empezar, un modelo clásico, como una "caja" de cerámica, pero caprichoso y colorido. En relieve, generalmente hay sujetos como gatitos y flores. De lo contrario, sin embargo, siempre puede elegir uno de los mejores modelos de la colección Thun de humidificadores de radiadores : las formas, en este caso, son absolutamente únicas en su género, ya que reproducen fielmente jarrones de girasoles, animales y angelitos. acostado sobre nubes suaves. Estos humidificadores, por lo que los detalles de colores, por lo tanto, contribuirán a dar un toque extra a la habitación, que nunca duele.