Reparación de sofás de cuero

Cómo reparar el cuero de los sofás

¿Cómo reparo los sofás de cuero? Esta es la pregunta que hacen todos aquellos que tienen sus sofás en el corazón y desean preservar intacto su esplendor durante mucho tiempo.

Con el paso de los años, estos accesorios de decoración tienden a desgastarse, perdiendo elasticidad y brillo. Entonces, hay grietas y signos profundos que decoloran el cuero, haciéndolo opaco. Puede hacer una reparación en el hogar.

Para eliminar las grietas, es aconsejable aplicar una loción humectante, que se comprará en tiendas especializadas, o utilizar una para el cuerpo, que tiene la función de nutrir la piel, fomentando la compactación.

Es preferible llevar a cabo el tratamiento varias veces, para permitir que la crema hidratante se absorba profundamente de la piel. Con referencia a las roturas o agujeros en el cuero, es necesario intervenir con kits de emergencia, vendidos para este fin, que permiten remediar el daño. Si la lesión es pequeña, puede proceder de forma independiente, si la lesión es grande o hay más de una, es aconsejable ponerse en contacto con un tapicero que reparará las lágrimas sin dejar rastros.

Reparación de sofás de cuero

La reparación del sofá de cuero le permite renovar un mueble anticuado pero valioso, que va más allá del costo del reemplazo, con un obvio ahorro de dinero.

Grietas, signos, rasgaduras, estas son las imperfecciones que se encuentran, generalmente, en los sofás de cuero y, dependiendo del número y la gravedad, se debe identificar una estrategia de reparación.

Para pequeños signos, puede proceder de forma independiente, extendiendo sobre la piel una crema hidratante, comprándola en tiendas de muebles o, en su defecto, utilizando una de esas para el cuerpo: obtendrá el mismo resultado. Con esta operación, la consistencia del recubrimiento será más brillante y elástica.

Si el daño consiste en agujeros o rasgaduras, debe comprar un kit de reparación, disponible en muebles o ferreterías, equipado con un pegamento especial que le permite unir los distintos colgajos. Lógicamente, si el daño es demasiado extenso, para evitar desastres, es preferible ponerse en contacto con un tapicero o una de esas empresas, muy extendidas en todo el territorio nacional, que llevan a cabo dichas intervenciones a costos bastante ventajosos.

Reparación y restauración de cuero

La reparación del sofá de cuero le permite mantener con el tiempo la belleza de los objetos valiosos, que dan elegancia y sofisticación a los lugares donde se colocan. En el último período, debido a la creciente atención hacia los accesorios de decoración que pertenecieron a épocas pasadas, se ha producido un verdadero redescubrimiento de las actividades de restauración que podrían devolverles su antigua gloria.

Para satisfacer estas necesidades, junto a los tapiceros, profesionales del diseño decorativo e interior, nacen nuevas figuras profesionales, relacionadas con la restauración y el cuidado de los muebles de cuero. La reparación de dichos muebles implica un procesamiento cuidadoso, que permite unir los bordes rasgados, mediante la aplicación de pequeños parches, pegados con pegamentos especiales, que pueden remediar el daño. Al mismo tiempo, estos especialistas aplican ungüentos que dan elasticidad y brillo a la piel, eliminando arañazos o signos de desgaste.

Ponerse en contacto con empresas competentes permite obtener un resultado óptimo, devolviendo las manos a tiempo y disfrutando de un mueble exactamente como nuevo.

Repara los sofás de cuero DIY

La reparación del sofá de cuero se puede hacer con los métodos de bricolaje, que permiten un buen resultado con un pequeño gasto. Cuando el daño consiste en arañazos o lesiones superficiales, es posible repararlos rápidamente aplicando un ungüento humectante, disponible en tiendas especializadas, o, para aquellos que desean ahorrar y aún obtener un excelente efecto, pueden usar cualquier crema nutritiva, como aquellas para el cuerpo, presente en el mercado. La crema hidratante, penetrando profundamente en el cuero, logra restaurar la situación anterior, de brillo, sin engrase.

Por otro lado, cuando las lesiones del sofá consisten en cortes o rasgaduras, entonces es necesario comprar esos kits especiales de bricolaje, que contienen tiras de piel del color del sofá y del pegamento para juntar las piezas. La operación es bastante delicada y requiere la precisión adecuada para evitar desastres. De hecho, antes de continuar, para permitir que el adhesivo tenga un mayor agarre, es aconsejable espolvorear cuidadosamente el sofá con un paño electrostático, eliminando la suciedad y los residuos.

Repare los sofás de cuero de imitación

Los sofás de reparación en cuero ecológico, especialmente aquellos modelos más cercanos a los cueros reales, siguen el mismo procedimiento.

Para pequeños arañazos o cortes, que no alcanzan las profundidades, es posible remediar con ungüentos humectantes o cremas, específicamente diseñados para dar uniformidad incluso al cuero ecológico, enmascarando cualquier defecto.

En la aplicación debe ser muy preciso, tratando de no utilizar demasiado producto, eliminándolo con un paño suave en caso de exceso. Con referencia a las lágrimas, hay kits disponibles comercialmente para la reparación de la ecopiel, en su interior es posible encontrar un pegamento especial, un aplicador y tiras para usar como parches en las áreas dañadas del sofá. Dado que la operación "hágalo usted mismo", con daños extensos, es bastante complicada, algunos prefieren recurrir a empresas especializadas, que proporcionan la restauración del cuero utilizando técnicas que evitan los signos o los residuos.

El procesamiento del cuero ecológico no es muy diferente del cuero natural, lo que resulta en resultados óptimos y duraderos en el tiempo. Al ser de imitación de cuero, los precios de las reparaciones serán ciertamente más bajos.

Reparación de sofás de cuero: cómo limpiar sofás de cuero

Además de saber cómo reparar los sofás de cuero, es útil saber cómo limpiar los sofás de cuero. Aquellos que tienen accesorios de decoración tan valiosos no saben cómo limpiarlos, temiendo dañarlos.

La limpieza del cuero es muy simple, usando herramientas en casa. Para la limpieza diaria, es posible utilizar un paño de microfibra no húmedo y limpiarlo con cuidado sobre toda la superficie, insistiendo más en el área de los apoyabrazos, generalmente la más sucia, para eliminar todos los residuos de suciedad. Algunos simplemente usan agua, mientras que otros lo agregan con jabón de Marsella o un detergente suave.

Otra técnica para limpiar los sofás de cuero es utilizar leche limpiadora, aplicándola con la ayuda de un paño, eliminando manchas y manchas. Luego es necesario limpiar la humedad con un trozo de papel absorbente o un trozo de algodón, para no dejar rastros antiestéticos.

La leche limpiadora permite una limpieza más completa, en comparación con la realizada simplemente con agua, por lo tanto, se recomienda una frecuencia menor, no más de una vez al mes para no crear manchas o cambios de color.