Prepare la mesa de la fiesta

La mesa de fiesta

Para el almuerzo de Navidad, la cena de Año Nuevo o la Epifanía, la mesa se viste de gala: aquí hay algunas ideas para embellecerla con algunos detalles que encantarán a sus invitados.

Durante las vacaciones de Navidad, hay muchas oportunidades para reunirse con sus seres queridos y amigos. El deseo es darles la bienvenida en un ambiente cálido y cordial, de modo que los momentos pasados ​​juntos sean realmente preciosos. La mesa de Navidad es uno de los elementos más importantes de la casa durante la temporada de vacaciones. Decoraciones hechas con árboles de hoja perenne, velas y cintas en los colores típicos de Navidad. Una mesa de vacaciones para no olvidar. Preparar la mesa de fiesta significa exponerla y decorarla según el gusto personal: sin embargo, algunos elementos son esenciales.

Establecer la mesa de fiesta

En primer lugar, debe elegir un mantel adecuado para la ocasión. En lo que respecta al color, es mejor permanecer en un tono clásico y adecuado para la ocasión: puede elegir entre rojo, verde, blanco y dorado, dependiendo de la porción de platos que utilizaremos para el almuerzo o la cena.

Prepare la mesa con un mantel en tonos de rojo o verde para mantener una cierta tradición usando los colores típicos de Navidad, que se pueden combinar tal vez superponiendo dos manteles de color liso. Sin embargo, la mesa de Navidad también puede volverse refinada y elegante al optar por el azul y el plateado, combinados y usados ​​individualmente.

Una alternativa al mantel tradicional, en la preparación de la mesa festiva, podría ser los corredores de mesa con servilletas a juego. En este caso, prefiere colores sólidos en lugar de telas impresas, para que la atención de los comensales se centre en el centro de la mesa. Puedes usar servilleteros, elegirlos con motivos natales o personalizarlos tú mismo para personalizar aún más la mesa.

Prepare la mesa de la fiesta: centro de mesa de Navidad

Después de seleccionar cuidadosamente el mantel, pasemos a la pieza central, una decoración navideña siempre presente.

Debe elegirse teniendo en cuenta los colores que se utilizaron para decorar la casa y el color predominante, así como el estilo del mantel. El tamaño del adorno debe ser proporcional al ancho de la mesa, pero en general la pieza central no debe ser demasiado voluminosa durante el almuerzo. Si quieres estar seguro y, por consiguiente, con decoraciones tradicionales, opta por una pieza central en la que haya velas trabajadas y, a su vez, rodeada de una corona de flores o decoraciones navideñas como bolas, dulces y campanas.

Para preparar una mesa descarada, la elección puede recaer en centros de mesa coloridos y particulares, por ejemplo, un árbol hecho con fresas, decorado con lazos y bolitas. Otra idea original puede ser colocar linternas de Navidad en el centro de la mesa con velas encendidas, todo rodeado de flores y piñas. Una vez que haya colocado la pieza central, agregue decoraciones en el tema al resto de la mesa.