Portavasos: una guía para la elección de los titulares del vino entre el estilo y el diseño

Porta botellas de vino: estilo y diseño

Para no convertirse en vinagre, el vino debe colocarse correctamente en lugares donde la temperatura sea adecuada, como la humedad.

Usar una rejilla para botellas de vino o una bodega puede ser la mejor opción: incluso la posición en la que se sostiene la botella debe ser la correcta para que pueda almacenarse de la mejor manera posible.

Existen diferentes tipos de portadores de botellas de vino en el mercado, los externos se caracterizan por su propia estructura, como su forma y tamaño.

Hay tipos de plástico, modulares y fáciles de lavar, que le permiten apilar las botellas manteniendo la inclinación correcta.

Los de madera, con un estilo más rústico y familiar, aquellos con un diseño moderno y excéntrico en acero u otras propuestas particulares, hijas del diseño.

Portabotellas de vino: una guía para la elección de los portadores de vino entre el estilo y el diseño: Portadores de botellas de vino de pared

Como alternativa a las botellas de vino externas y de respaldo, es posible preferir elementos que cuelguen de las paredes de la casa, dando estilo y así caracterizando el ambiente.

En este caso, las botellas pueden disponerse alternativamente y sostenerse por el cuello, a través de un tubo o un anillo.

Incluso la posición de esta manera se mantiene de manera tal que el vino puede permanecer y decantarse.

Los materiales de construcción pueden variar de varios metales, acero y aluminio, a plásticos o incluso a materiales compuestos innovadores.