La declaración de conformidad

Declaración de conformidad para el sistema eléctrico

Al construir una casa, es necesario seguir una serie de obligaciones legales y técnicas, que indican cómo deben construirse los sistemas individuales, paredes, techos y losas, realizando estos artefactos a la perfección. En Italia, una ley de 1990 indica las obligaciones que se deben seguir cuando se instala una planta de cualquier tipo desde cero, como el sistema eléctrico. Una ley posterior de 2010 modificó los formularios a rellenar para redactar la declaración de conformidad.

Este tipo de documento se aplica a los nuevos sistemas eléctricos, mientras que cuando solo es una reparación de una planta existente, el profesional a cargo de dicha reparación debe redactar un documento que certifique la idoneidad del equipo y certifique que los trabajos ya presentes son realizado a la perfección.

Para el estado italiano de una manera trabajadora puede significar que el trabajo se ha realizado siguiendo todas las regulaciones del sector; pero también es posible garantizar que el sistema se haya instalado de acuerdo con los estándares CEI (Comité Electrónico Italiano).

Declaración de conformidad para las plantas

La declaración de conformidad se refiere a todos los profesionales que trabajan en la construcción de una vivienda; esta afirmación debe incluir una serie de módulos, establecidos por ley, así como una lista de los materiales utilizados en la construcción y posibles proyectos. Cualquier compañía que opere en el sector de la construcción debe emitir este certificado al final de los trabajos de construcción o modificación; si la elegibilidad no está presente, cuando el trabajo implicó solo la modificación de una parte de las plantas, el profesional emitirá un acto de idoneidad, posiblemente indicando los cambios que debe realizar el propietario para obtener plantas que cumplan con las leyes italianas.

El acto de cumplimiento también se produce cuando las plantas se construyeron antes de 2008 y cumplían con las leyes vigentes en ese momento, o incluso si no hay ningún documento que pruebe su idoneidad. Esta documentación es parte del certificado de practicidad, que debe entregarse en la ventanilla única para la construcción. Estos documentos son necesarios para activar las utilidades en el hogar y para obtener usabilidad.

Declaración de conformidad de plomería

Incluso la empresa que se ocupa de la instalación o modificación de la fontanería está obligada a proporcionar una declaración de conformidad, que certifique la idoneidad de la planta a las leyes vigentes: gracias a este documento, es seguro que la planta está construida para estado de derecho En este caso, es necesario completar los formularios apropiados; el profesional también tendrá que adjuntar el proyecto de plomería o el diagrama de disposición de la tubería, una lista de los materiales utilizados, el certificado de registro a la cámara de comercio de la empresa que realiza el trabajo.

Si la planta no se presenta ex novo, sino que solo se modifica, el plomero puede declarar que solo cumple con la parte que ha modificado, elaborando la certificación correspondiente. Para las plantas existentes, en su lugar completará un certificado de idoneidad; para esta garantía, no hay formularios preimpresos disponibles, pero es necesario llevar a cabo una especie de informe técnico, que indique los materiales utilizados y el progreso del sistema.

La declaración de conformidad: declaración de conformidad de la caldera

La declaración de conformidad para calderas y sistemas de calefacción debe producirse en el momento de la instalación, y luego se actualizará anualmente, después del trabajo de mantenimiento periódico obligatorio. En el momento de la instalación de la caldera, se requieren 30 días para presentar el certificado de idoneidad de la caldera, acompañado de una lista de los materiales utilizados, y un certificado de posesión de los requisitos necesarios para tal instalación en la tienda One-Stop para el edificio; al mismo tiempo, entregará al Servicio de Protección Ambiental un informe de control técnico y la tarjeta de identificación de la planta; también tendrá que realizar una prueba de encendido de la caldera.

El usuario de la caldera debe, por ley, ponerse en contacto con un profesional calificado para mantenimiento periódico, que debe realizarse cada dos años para plantas de gas con una potencia nominal de menos de 35 KW / H, y cada año para otros sistemas. Al final del mantenimiento, el profesional tendrá que completar el DAM (Declaración de mantenimiento exitoso). Si no se produce este documento, se penalizará gravemente a los usuarios de la caldera.