Armarios Ikea

Armarios Ikea

Los armarios Ikea son absolutamente perfectos para aquellos que desean amueblar su casa con gusto sin tener que financiar sus propias finanzas.

El conocido catálogo de la compañía cuenta con casi trescientos modelos, todos de bajo costo y con un diseño moderno y cautivador. Hay propuestas para todos los gustos y para todas las necesidades, que se evaluarán de acuerdo con la impresión estilística que desea darle a su hogar.

Las soluciones clásicas, los gabinetes pasados ​​de moda y un sabor retro que despiertan a los amantes de los muebles que guiñan el pasado abundan.

Sin embargo, la mayoría de los armarios producidos por el gigante sueco son deliciosamente modernos, ya que las nuevas generaciones tienden a preferir el mobiliario contemporáneo con un diseño innovador. Sorprendente, en ambos casos, es la amplia gama de colores y materiales disponibles.

En la imagen: modelo de Tyssedal Ikea.

Acabados de gabinetes Ikea

Dependiendo del resultado que desee alcanzar y el estilo que está buscando, puede elegir cualquier color de la paleta de colores y preferir la madera al plástico ABS, el aglomerado para laminar y así sucesivamente.

Independientemente de sus necesidades y gustos personales, sin embargo, lo cierto es que los gabinetes Ikea tienen un doble valor: son de bajo costo y fáciles de montar, pero esto no significa que estén bien hechos y que hayan sido terminados de alguna manera. impecable. Lo que, traducido en términos prácticos, significa que a pesar de sus precios, mucho más bajos que los ofrecidos por otras marcas, estos mantos son de buena calidad y están destinados, como tales, a durar mucho tiempo. .

Pueden ser una excelente solución para aquellos que necesitan tener mobiliario funcional y funcional disponible, pero con un presupuesto limitado.

En la imagen: Modelo Undredal Ikea.

Armarios modernos de Ikea

Armarios de Ikea, dijimos, hay muchos.

Muchos de ellos se caracterizan por un diseño moderno y vanguardista que agregará un toque de modernidad a su dormitorio. Establecer cuál de los diversos modelos propuestos puede adaptarse mejor al resto de los muebles no es del todo simple, dado que con una gama tan amplia de propuestas, realmente se puede elegir.

El momento de la decisión tendrá que estar influenciado por una serie de factores: el color dominante de la habitación, el espacio disponible y el tipo de material. Es absolutamente esencial que el armario de Ikea coincida perfectamente con los otros muebles.

Las soluciones más interesantes para aquellos que desean amueblar una habitación con un estilo moderno son los armarios Odda, Pax y Morvik.

Odda cuenta con un diseño compacto y de inspiración oriental pero, no obstante, es hiperfuncional, está equipado con una puerta vertical y seis cajones con cierre automático que le permiten organizar mejor los accesorios, la ropa de cama y más. El modelo Pax (en la imagen) está disponible en varias versiones y colores: hay una variante de uno, dos e incluso tres asientos, e incluso hay uno angular que es extremadamente adecuado para quienes tienen problemas de espacio en casa.

La peculiaridad de este vestuario se encuentra en el diseño, decididamente moderno y particular. Finalmente, el armario Morvik en laminado de efecto brillante es espléndido, con una puerta corredera muy útil .

Armarios clásicos Ikea

Los armarios Ikea de estilo clásico son tan atractivos y funcionales como los que tienen un diseño moderno. Representan la solución perfecta para aquellos que desean amueblar su habitación inspirándose en las habitaciones del pasado, sin tener que buscar antigüedades que cuestan mucho.

La mayoría de los modelos clásicos tienen puertas y acabados en madera, en colores naturales o en las versiones verde oscuro y rojo oscuro.

Entre los modelos más interesantes vale la pena mencionar a Hemnes, Musken, Fjell y Hurdal. Hemnes es un armario con dos puertas, y son los cuatro pies de madera tono sobre tono los que le dan un aspecto retro. Está hecho de madera maciza, uno de los mejores materiales para un guardarropa resistente y resistente. Luego está Musken (en la imagen), que en cambio tiene un diseño más austero y perfecto para una habitación country chic: tiene dos puertas y tres cajones, pero la verdadera sorpresa reside en el hecho de que sus planes se pueden ajustar y movido de tal manera que satisfaga todas las diferentes necesidades.

El armario Fjell, hecho completamente de pino, recuerda el mobiliario de los chalets de montaña. Es compacto, tiene solo dos puertas, pero ha sido diseñado para ser funcional al máximo.

Otro vestuario con un innegable encanto retro es Hurdal, también de pino macizo pero pintado con un espléndido tono verde. Hermosas venas en las puertas, dejadas de forma natural para que este hermoso guardarropa pudiera mantener una apariencia más clásica y rústica. Él estará bien en una habitación inspirada en el país.