Eco Plus Home, el hogar ecológico de Bosch

Eco Plus Home

¿Puede una familia típica de seis personas vivir cómodamente todos los días en su hogar utilizando solo energía limpia?

Esta pregunta puede responderse afirmativamente gracias al proyecto "Eco Plus Home" del cual Bosch es socio. Una casa construida completamente con las mejores habilidades de construcción técnica y utilizando la última tecnología para lograr la eficiencia energética.

Bosch para Eco Plus Home

Eco Plus Home se encuentra en Canadá, más precisamente en Bathurst, en la provincia oriental de New Brunswick. En la villa vive la familia Kenny de seis miembros: madre, padre y cuatro hijos de 7, 10, 14 y 15 años.

Para este proyecto, Bosch ha puesto su experiencia y tecnología en servicio para hacer que Eco Plus Home sea eficiente e independiente desde el punto de vista energético. Esta tarea no es realmente simple, porque la temperatura en Bathurst alcanza temperaturas máximas de -30 ° C en invierno y + 30 ° C en verano.

Eco Plus Home, la casa ambientalmente sostenible de Bosch: eco-sostenibilidad

Mediante la combinación e integración de los productos de la multinacional alemana, la electricidad y la calefacción se producen, por lo tanto, necesarios para las actividades cotidianas de la casa. Se han instalado paneles solares y fotovoltaicos, respectivamente para la producción de agua caliente sanitaria / calefacción y electricidad, así como el sistema de ventilación y la bomba de calor geotérmica para calentar y refrigerar la casa.

Con el tiempo, Eco Plus Home podrá generar más energía que la consumida por sus ocupantes, el exceso se alimentará en la red pública. Además, las emisiones contaminantes de CO2 tenderán a cero: un gran ahorro en comparación con una casa convencional que produce alrededor de 8 toneladas de CO2 cada año.

El objetivo del proyecto es hacer que las personas conozcan un ejemplo concreto y real, centrándose en las nuevas técnicas de construcción y calefacción. La intención es mostrar qué tan efectiva y eficientemente las tecnologías inteligentes, trabajando en conjunto, pueden tener efectos positivos en el medioambiente y en los hábitos del consumidor. Vivir sus hogares es por lo tanto sostenible, sin tener que renunciar a la comodidad.