Donación de bienes inmuebles

Donaciones de bienes inmuebles

Cuando hablamos de donar bienes inmuebles debemos ser muy cuidadosos, porque no todos los sujetos pueden donar, y no todos los sujetos tienen la capacidad legal para aceptar una donación.

Vamos a aclarar lo que acabamos de decir. Para poder donar una propiedad, y por lo tanto hacer el papel del donante, uno debe tener la capacidad de actuar; esto significa que se excluye a los menores, a los interdictos, a los incapacitados, así como a todos los sujetos sujetos a la administración de apoyo, solo en caso de que el juez haya dispuesto expresamente que no pueden disponer de sus activos.

Algunos podrían decir que tales sujetos pueden remediar esta prohibición a través de su representante legal, pero la ley lo prohíbe expresamente. Junto a las personas físicas, la ley permite la donación de propiedades también por parte de personas jurídicas. En cuanto a la figura del donante, o el que recibe la donación de la propiedad, la ley establece que en el caso de menores o incapacitados, esto debe ser aceptado por su representante legal, padre o tutor, pero con la autorización previa del juez tutelar.

Donación de bienes inmuebles

Este es un acto que ocurre entre dos partes, el donante y el donante, y que por ley debe hacerse mediante escritura pública ante un notario y testigos.

Lo primero que notará es que la voluntad del donante no es suficiente para transferir la propiedad de la propiedad al donante, pero este último necesita aceptarla.

Esto significa que si ante el notario, el que debe aceptar la donación dice que no, la escritura no se puede formalizar y no habrá transferencia de propiedad.

Otra cosa fundamental es que, además del hecho de que el contrato debe tener la forma del acto público, la voluntad de las partes debe manifestarse no solo ante el notario, sino también en presencia de dos testigos.

Testigos, que por ley no deben tener ninguna afinidad o afinidad con el donante o el donante, y no deben tener ningún interés en el acto. Por ejemplo, no puede presenciar quién es el acreedor del donante, ya que tiene un interés directo en la donación.

Donación de bienes inmuebles para el niño

La donación se puede dirigir a cualquier tema, y ​​entre estos un papel específico juega la figura del niño.

La ley admite expresamente la figura de la donación a un niño aún no nacido o concebido, lo importante es que la propiedad objeto de la donación es parte del patrimonio actual del donante. Dado que este acto es una transferencia de un bien de valor, como la compra y venta, la donación también tendrá sus impuestos.

La ley, sin embargo, proporciona instalaciones en el caso de que este acto tenga lugar a favor del niño. En la práctica, establece un deducible de hasta un millón de euros (valor de la propiedad) y el pago del impuesto solo por la parte que excede el valor. Además, se distingue entre la donación de la propiedad como primera casa u otra propiedad. La práctica de transferir la propiedad de una propiedad para ser utilizada como primera casa para niños. Es muy común, porque al hacerlo te deshaces de un segundo hogar en el que ya no pagarás impuestos (Imu y Tasi), y al mismo tiempo no será pagado ni siquiera por el hijo, porque a los ojos del funcionario de impuestos será como un hogar principal, exento del pago de Tasi e Imu.

Revocación de donación de propiedad

Otra característica es la posibilidad de que sea revocada, en caso de que ocurran ciertos hechos. Esto significa que este acto, al ser un contrato, no puede ser retirado unilateralmente por el donante, sino que debe existir la voluntad de la otra parte.

¡Pero hay un pensamiento! La ley establece expresamente que el donante puede ponerse en contacto con la autoridad judicial y solicitar la revocación de la donación en caso de que se produzcan ciertos hechos. Estos hechos son dos y, específicamente, haber cometido un delito grave contra el donante o uno de sus parientes.

En este caso, hablamos de la ingratitud del donante. El otro hecho es el de la supervivencia de un niño. En este caso, queremos proteger el derecho del niño a poder disfrutar de un bien que era parte del patrimonio familiar. Otro caso particular es cuando se perjudica el derecho a la legitimidad en el caso de sucesión hereditaria. En esta hipótesis, los herederos pueden solicitar la reducción de la donación hecha viva por el difunto (decuius).

Costos de donación de bienes inmuebles

Ya hemos anticipado antes de que la donación de bienes inmuebles tenga sus costos y estos varían dependiendo de la propiedad donada y quién la recibe.

Además del pago de la escritura notarial, que dependerá de las tarifas aplicadas por el notario, se deben pagar una serie de impuestos, incluido un impuesto sobre el valor de la propiedad, así como el impuesto de matriculación y el impuesto catastral.

Si el destinatario es el cónyuge o un pariente en línea recta, la tasa a pagar será del 4% sobre el valor de la propiedad, aplicando un deducible de hasta un millón de euros sobre el valor de la propiedad. Con respecto al impuesto de matriculación y el impuesto catastral, ambos serán iguales a 168 euros si es la primera casa.

De lo contrario, los impuestos se incrementarán en un 2% y 1% respectivamente. Si los donantes son hermanos o hermanas, la tasa es del 6% y el deducible se reduce a 100.000 euros. Para los otros dos impuestos, lo mismo se aplica a los niños. Para los otros parientes hasta el cuarto grado, la tasa es siempre del 6% pero sin deducible. Para todas las demás donaciones hechas a diferentes sujetos, estos tendrán que pagar una tasa del 8% y no habrá deducible.