Papel pintado de dormitorio

Papel pintado para el dormitorio

Dime cómo está amueblada tu habitación y te diré quién eres. La habitación es la parte más íntima de la casa, la que realmente nos conoce y nos acoge cuando necesitamos comodidad y relajación.

Precisamente por este motivo, la tapicería que tiñerá las paredes tendrá que reflejarnos profundamente, interpretando las características más auténticas de nuestra personalidad.

En resumen, la tapicería correcta es la que con sus matices y sus fantasías nos enamorará a primera vista, porque solo así hablaremos de nosotros, sacando a relucir nuestros lados más ocultos. Entonces, para elegir el fondo de pantalla del dormitorio, pregúntenos primero quiénes somos.

¿Nos encanta la simplicidad de las micro-fantasías mínimas o el lujo desenfrenado de los motivos barrocos? ¿Preferimos la sobriedad y la estabilidad de las texturas geométricas, o queremos expresar nuestro lado más irreverente con detalles fluo y maxi diseños? ¿Nos reconocemos en los románticos matices pastel de la rosa de la princesa, en el ardor y la pasión del rojo, o más bien en el negro más decidido, enérgico y sensual? Somos la respuesta y sobre todo el placer de vestir el dormitorio con la fuerza de nuestras emociones.

Papel pintado moderno del dormitorio

El fondo de pantalla, después de años de silencio, ha vuelto fuertemente a primer plano. ¡Será porque logramos liberarlo de esa imagen algo desactualizada que había comprometido su popularidad después del boom de los 70!

Hoy en día, el papel tapiz de la habitación moderna conserva solo los aspectos positivos de la época, haciéndolos revivir a través de gráficos revisados ​​y colores brillantes, pero nunca exagerados, uniformes o estáticos.

Este es, por lo tanto, el must-have del revestimiento de paredes moderno, que debe seguirse también para el área de dormir, para lo cual podemos, por ejemplo, crear puntos de atención detrás de la parte posterior de la cama. En resumen, la palabra clave es diferenciar y contener: "menos es más", el máximo de gráficos digitales, nos ayudará a vestir con gusto incluso las paredes que nos rodean mientras dormimos.

Esto no necesariamente significa sobriedad: para aquellos que buscan inspiración, luz verde para muros de patchwork, con paneles sobre un fondo contrastante. Para aquellos que aman el clásico, sí a las flores, eso en el fondo de pantalla moderno para el dormitorio será sin embargo indefinido y abstracto. Por último, para combinar el lujo y la sensualidad, nada mejor que el efecto de la piel o la tarjeta refinada acolchada.

Fotomural Ikea

Ikea solo podría interpretar mejor la revisión del fondo de pantalla del dormitorio. Sus revestimientos de paredes, discretos y minimalistas, capturan por completo la estética contemporánea. Cuando presenta flores, el papel tapiz de Ikea lo hace explotando la delicadeza de ton sur ton, con formas que, aunque vislumbran un origen natural, están más cerca del mundo abstracto. La paleta está contenida y contrastada: o elige rojo y negro y sus texturas a cuadros, o opta por tonos suaves como blanco y gris, actualizados con tonos modernos como el aluminio y el acero inoxidable. Como siempre, la característica principal es la funcionalidad, con papel tapiz autoadhesivo y de doble cara, fácil de limpiar y resistente a la suciedad, en honor a las casas menos habitadas que en el pasado, pero sin duda vivió más intensamente. Más allá de los revestimientos de paredes, Ikea también ofrece otros métodos para vestir paredes con fantasía. Estas son decoraciones autoadhesivas, perfectas para crear collages evocadores incluso en el dormitorio, donde detrás del cabecero podemos pegar árboles estilizados o, alternativamente, golondrinas que nos permiten volar con imaginación.

Fondo blanco

Elegir el fondo de pantalla del dormitorio blanco responde a una necesidad específica: ampliar y dar luz a los espacios, haciéndolos refinados e increíblemente elegantes. Además, el blanco tiene la ventaja de no distraer la vista, enmarcar los muebles sin robar la escena y, de hecho, destacarlos. Si teme que el blanco no le permita expresarse en el mejor de los casos, nada más está mal: los fondos de pantalla el blanco está disponible en muchas variaciones, desde modelos con motivos florales y geométricos hasta aquellos con efecto madera o mármol, hasta texturas que juegan con la profundidad, como el capitonné. Su belleza radica en la delicadeza de los contrastes, perfecta también para el dormitorio, que no puede sino beneficiarse de un brillo fresco y ligero. Pero el blanco también puede ser la base perfecta para fuertes contrastes, que se logra con toques de color rojo o con el atemporal blanco y negro. Las soluciones en este sentido se desperdician y están muy bien desde la sala de estar hasta esa noche. Finalmente, para salir de la caja, ¿por qué no considerar romper el blanco total con una cita irónica o tomada de nuestra novela favorita?

Fondo de escritorio de dormitorio: Fondo de pantalla para la sala de estar

El fondo de pantalla puede transformar todas las habitaciones, pero quizás la sala de estar, con su amplitud, es la que le permite divertirse más. Entonces, ¿por qué no ir por el fondo de pantalla de la sala de estar, centrándose en los efectos pictóricos originales o texturas que, entrelazadas con lo inconmensurable, terminan recordando garabatos sinuosos? Incluso las texturas barrocas o florales en blanco y negro son muy efectivas y excelentes para ambientes clásicos y contemporáneos. Si decidimos optar por esta solución, es mejor reservarla para una sola pared. Por lo tanto, no solo lograremos un resultado más fino y elegante, sino que evitaremos un exceso que podría cansarse a largo plazo. Pero en la sala de estar el papel tapiz también puede reemplazar un tapiz, ocupando un recorte en una pared, junto a pinturas más diminutas y discretas Una segunda oportunidad es superponer paneles horizontales, que se elegirán en colores sólidos para obtener un resultado de elegancia indiscutible. Si luego buscamos el efecto opuesto, el visto bueno para combinaciones de diferentes motivos, que, pasando de efectos ópticos decisivos a texturas de encaje evanescentes, creará una dinámica cinética sofisticada.