Fondo de pantalla de los 70

Una era atemporal

El estilo vintage es particularmente apreciado desde hace algunos años. Y toma forma no solo a través de los muebles y accesorios de decoración, sino también gracias al uso de papel tapiz. Que, a su vez, vuelve a estar de moda y está experimentando una edad de oro. El fondo de pantalla de los setenta, en particular, está cada vez más presente en los hogares italianos. Cada vez más a menudo cubre las paredes de las habitaciones, caracterizándolas con una serie de ideas, inspiraciones, incluso temas revolucionarios, cautivantes y fantasías particulares. Es capaz de cambiar el aspecto de una habitación y se recibe con prontitud con entusiasmo y gran interés durante las ferias comerciales del sector. Flores gigantes, líneas verticales, diseños geométricos: el papel pintado de los años setenta, revisitado naturalmente de una manera moderna, tiene una personalidad para vender. Y siempre se destaca por sus colores brillantes y vivos, principalmente naranja, amarillo mostaza y azul. Es espectacular y llamativo, en algunos casos incluso deliberadamente kitch, y casi roba la escena de otros elementos. Es por eso que no recomendamos colocar muchas decoraciones en la habitación en cuestión y, sobre todo, evitar las pinturas. De lo contrario, el efecto es muy confuso.

gusto vintage

El fondo de pantalla Seventies es una opción ganadora y le da un toque retro a los entornos. Esta no es una decoración simple, sino un mueble real. Al elegir, es aconsejable tener siempre en cuenta algunos factores: la estructura de la habitación, el tipo de mobiliario, la cantidad y la calidad relacionadas con la luz natural que entra por las ventanas y los balcones. Algunos fondos de pantalla de los años setenta se caracterizan por colores brillantes, sí, pero tienden a la oscuridad; en consecuencia, es necesario que el entorno sea muy brillante. Los motivos predominantes son los estampados florales geométricos, ópticos y de contraste. Los dos primeros también se adaptan a las habitaciones minimalistas, mientras que el tercero requiere un estilo de decoración más rico y "suave". Lo hermoso del papel pintado de los años setenta es que puede ser adecuado tanto para ambientes clásicos como modernos, sin limitaciones de ningún tipo. Pero debemos prestar mucha atención a las combinaciones de colores para evitar el riesgo de obtener un resultado que a la larga pueda cansarse.

Fondo de pantalla de los 70

El fondo de pantalla de los setenta es "importante", decisivo, siempre de gran impacto. Capaz de afectar significativamente el estilo y la apariencia de un entorno, pero también para catalizar la atención. Por estas razones, sería aconsejable no extenderlo en todas las paredes, sino solo en una, como máximo dos. El entorno ideal es la sala de estar, que gracias a este tipo de fondo de pantalla se enriquece con personalidad y vitalidad. No todos, por el contrario, lo eligen para el área de dormir y la razón se explica pronto: debido a sus características, apenas transmite una sensación de paz y relajación. Los colores brillantes, a veces un poco oscuros, no siempre se recomiendan para las habitaciones. Semáforo verde, en cambio, para el estudio y también para la entrada de la casa. Hay quienes lo extienden en las paredes del baño y, en este caso, es una decisión inusual y creativa: para ser totalmente aprobado, en definitiva. En cuanto a la cocina, mucho depende de la cantidad de muebles presentes. Si hay varios, tal vez es mejor evitar; pero si la tuya es una cocina esencial, entonces el papel pintado de los setenta es bienvenido.

Fondo de pantalla de estilo años setenta

Con sus gráficos ópticos e impresos, el papel pintado vuelve a estar de moda y ejerce su encanto incluso en los hogares de los italianos. En el mercado hay numerosas propuestas interesantes, por supuesto, el primer consejo es recurrir a tiendas especializadas en el sector, pero el mundo en línea representa una alternativa válida: no solo nos referimos a los sitios de las empresas, sino también a los portales dedicados a fondos de pantalla . Si la colocación de la tarjeta enciende un poco de miedo en usted, es decir, si tiene miedo de cometer errores, puede elegir el adhesivo que se extiende con mayor facilidad y rapidez. Otra recta: dé preferencia a las cartas que se pueden quitar, así que si con el tiempo se cansa o cambia de ideas y gustos, puede quitarlas y / o reemplazarlas sin demasiada dificultad y sin dañar las paredes. A pesar de ser de estilo vintage, los fondos de pantalla dan un toque de modernidad a la casa, especialmente cuando se combinan con muebles esenciales y se caracterizan por líneas geométricas. Los colores de los muebles deben ser claros, para compensar la intensidad del papel y evitar crear demasiado movimiento visual en el entorno. Juega con imaginación, pero sin dejar de lado la elegancia. Y date un tiempo para buscar inspiración: la red, en este sentido, es un pozo prácticamente sin fondo. Sin duda, encontrarás ideas que te convencerán.