Cambio de uso para uso inmobiliario

¿Cuál es el cambio de uso de bienes inmuebles?

El uso previsto de una propiedad es el conjunto de propósitos para los que se utiliza una propiedad o ejercicio. Para dar un ejemplo, entre los destinos de uso más populares se encuentran el destino de uso residencial, en el cual los individuos tienen la oportunidad de vivir en una casa, el destino de uso comercial, o una o más habitaciones utilizadas como una tienda, o incluso el destino de uso industrial en el que el empresario tiene la posibilidad de establecer una empresa para la producción de bienes.

El edificio nace con un destino de uso definido desde su diseño; esto se debe a que cada unidad inmobiliaria debe necesariamente cumplir con ciertos criterios arquitectónicos, higiénicos y de seguridad. Sin embargo, no es raro encontrarse frente a la necesidad de tener que cambiar el uso previsto de un edificio. Todo lo que necesita hacer es buscar en algunas revistas de arquitectura y muebles para ver algunas antiguas fábricas transformadas en espléndidas unidades residenciales, por ejemplo, en este caso, era necesario cambiar el uso de edificios utilizados con fines industriales, regularizarlo para uso residencial.

Cambio de destino de uso Roma

Ejercicios comerciales dentro de un espacio comercial Solicitar el cambio de destino para uso urbano es esencial para estar de acuerdo con la ley. La legislatura no previó una regulación similar en todo el territorio, pero para obtener las autorizaciones necesarias, es aconsejable contactar a las autoridades locales. Por ejemplo, en lo que respecta al cambio en el uso de bienes inmuebles en Roma, es necesario verificar que el Plan de urbanismo permita este procedimiento.

Posteriormente, es necesario leer sobre los cambios de construcción obligatorios para obtener el cambio de uso previsto. Es aconsejable confiar en una empresa de construcción con experiencia en el campo, que puede relevarlo de cualquier tecnicismo. Si tiene la intención de realizar cambios estructurales en un espacio de condominio, le sugerimos que vea las regulaciones del condominio para verificar que las necesidades de la nueva estructura puedan ser fácilmente asimiladas por el resto de los condominios y sus necesidades. Incluso podría ser esencial ponerse en contacto con el administrador del edificio para establecer una reunión extraordinaria en la que presentar cualquier actividad nueva y solicitar el voto de la asamblea.

El cambio de uso de la tierra

Comunique el cambio en el uso de bienes inmuebles al registro de la propiedad Incluso las oficinas de registro de tierras necesitan recibir una comunicación oficial sobre el cambio en el cambio de destino del uso inmobiliario por parte del propietario del edificio. Esto va más allá de las comunicaciones para ser llevadas al municipio de referencia: es bueno especificar que en el municipio es necesario solicitar la intención de cambiar el uso previsto de la propiedad, obteniendo los permisos necesarios para comenzar a trabajar; en lugar del registro de la propiedad, debe comunicarse la naturaleza oficial de la variación urbana.

El cambio de uso de la tierra debe enviarse a la Oficina del Territorio competente; esto porque, al cambiar la categoría del edificio, incluso el ingreso catastral tendrá que ser revisado (especialmente para determinar el nuevo cálculo de impuestos como Imu, Tasi, Tari ...).

Finalmente, el último paso antes del uso de la unidad de bienes raíces, proporciona la solicitud al Municipio del Certificado de Aptitud. En este caso, será necesario presentar una copia de los permisos obtenidos para el cambio de uso de la tierra y la certificación de cambio de registro de la propiedad.

Cambio de uso de la tierra: cambio de los costos de destino de uso

El cambio de uso previsto incluye múltiples partidas de gastos Para conocer el costo del cambio del uso previsto, es necesario examinar numerosos factores. En primer lugar, debe destacarse que el cambio en el uso de la propiedad no corresponde solo a un impuesto pagadero al municipio interesado o la entrega de un sello de renta al registro de la propiedad. En realidad, las cuentas son mucho más complejas.

En primer lugar, si el cambio del uso previsto también implica un cambio estructural de la unidad inmobiliaria, obviamente es necesario tener en cuenta los (enormes) costos asociados con la intervención de una empresa constructora.

En segundo lugar, la intervención de técnicos especializados podría ser útil, sobre todo para obtener la emisión de permisos y para la planificación urbana y las prácticas catastrales. Finalmente, al determinar el costo del cambio de uso para el uso de bienes inmuebles, es necesario incluir los gastos relacionados con el pago de impuestos para solicitar los cargos de urbanización. Una vez que hayamos aclarado los aspectos anteriores, será fácil ver que todas las partidas de gastos varían según la situación y los municipios.