Proporcionar un estudio

Espacio reducido a un mínimo para amueblar un estudio

Cuando la elección de la vivienda reside en un estudio, el espacio disponible debe considerarse muy valioso y valorado con tanto cuidado. En el estudio, el espacio que tendremos que considerar como impecable y funcional es porque es un espacio que pone todo a la vista, donde come, duerme, estudia, relaja, cocina, no admite errores de ningún tipo, ya sean estéticos o funcionales. También es esencial definir el color que desea impresionar, porque cada espacio "dividido" merece para ser caracterizado cromáticamente. De hecho, si en la cocina caracterizamos la pared con un rojo brillante, podemos atrevernos en el lado nocturno con un verde oliva o tórtola, que hará el espacio agradable sin cerrar. Atención a los colores demasiado oscuros: el estudio ya está de tamaño pequeño, la oscuridad en las paredes tiende a reducir el espacio aún más perceptivamente.

El área de dormir para amueblar un estudio

Cuando se trata de amueblar un estudio en el espacio dedicado a la noche, es importante que la elección de la cama sea adecuada y correcta: de hecho, es bueno elegir camas plegables, que pueden transformarse en un sofá, como el futón u otras soluciones similares. La cama debe ser polivalente porque si elegimos una solución de cama doble clásica, le quitaremos demasiado espacio al ambiente y estaría saturada y cargada. Además, es muy importante ocultar o dividir parcialmente los dos espacios incluso con una librería o con una pequeña pantalla para garantizar la privacidad, un rincón que permanece un poco más privado en momentos de descanso y de noche. Atención también a las telas que usamos tanto para ropa de cama como para textiles: los patrones no deben ser demasiado grandes e importante porque crearían caos en el entorno haciéndolo perceptiblemente más pequeño.

Amueblando un estudio con luz

Cuando queremos amueblar un estudio, es esencial tener en cuenta la contribución de la atmósfera y la funcionalidad que crean las luces. Es importante crear una iluminación correcta de acuerdo con el diseño de los espacios: por ejemplo, en la cocina una luz puntual pero extendida es esencial Así que, sí a focos o incluso mejor con tiras de LED que hacen que la iluminación sea fuerte y uniforme. Discreción y atmósfera para el espacio nocturno y el espacio de relajación: lámparas de pie, apliques a las paredes verticales y focos bidireccionales completarán el espacio haciéndolo muy agradable. No con luces violentas y poderosas que quemaran ópticamente el espacio.

Cómo amueblar un estudio

No es muy difícil amueblar un estudio para que sea acogedor, funcional y cómodo, especialmente teniendo en cuenta las numerosas soluciones de ahorro de espacio que ofrecen actualmente las empresas que operan en el sector del mobiliario: sofás cama, mesas extensibles, sillas plegables, camas y escritorios ocultos, camas con el contenedor son aliados realmente preciosos que permiten optimizar la superficie disponible y al mismo tiempo caracterizar el medio ambiente en el signo del diseño y el buen gusto. A esto se agrega la modularidad, que se está convirtiendo en un requisito prácticamente indispensable y le permite diseñar muebles de acuerdo a las necesidades y gustos individuales. Una librería, por ejemplo, puede desarrollarse en el sentido de altura o compuesta de compartimentos abiertos y compartimentos cerrados y otros elementos que hacen posible organizar los objetos en su mejor forma, yendo más allá de los libros. Y lo mismo se aplica a los armarios, que asumen las formas y tamaños deseados sin ninguna limitación particular. Una vez que se define el estilo, por lo tanto, un buen método es idealmente asignar cada pared a lo que debe ser una habitación: cocina, comedor, sala de estar, dormitorio. El baño, ahora en todos los estudios, es un entorno en sí mismo y, por lo tanto, el problema no surge. Empuje las alturas, dándoles la misma importancia de la horizontalidad: de esta manera usted puede realmente aprovechar cada metro cuadrado, se puede caminar o no.

Proporcionar un estudio

Cómo amueblar un estudio: siempre tenga en cuenta que los tonos blanco y neutro, así como las superficies brillantes y / o lacadas, iluminan el entorno y lo hacen parecer más ancho. Los colores oscuros o demasiado brillantes y vivos, por el contrario, tienden a reducir aún más y eliminar la luz. Una solución de mobiliario interesante, en lo que respecta al estudio, es la cama plegable vertical que, una vez cerrada, es completamente similar a la puerta de un mueble. Algunos modelos también están diseñados para que, en lo que luego se convierte en la base de la cama, se puedan fijar estanterías sobre las que apoyar cualquier tipo de objeto. Otra idea que debe promocionarse con las mejores marcas es la estantería de doble cara, que divide el espacio (por ejemplo, separando el área de la sala de estar) sin quitar el brillo y limitar las dimensiones generales, al tiempo que proporciona una excelente capacidad de almacenamiento. Aún así, son muy populares los escritorios suspendidos, modernos y prácticos además de elegantes, que dejan el piso libre y transmiten una sensación de mayor amplitud.

Muebles de estudio

Si su estudio tiene un techo muy alto, puede usar este espacio vertical construyendo un entrepiso y luego usarlo como un área para dormir. En el caso de que esto no sea posible, entonces debemos enfocarnos en los muebles diseñados en señal de eficiencia y modularidad y, al mismo tiempo, permitirnos realizar un alto nivel de personalización. Una de las tendencias más populares actualmente, lo sabemos, consiste en la fusión entre la cocina y la sala de estar, posible gracias principalmente a islas y penínsulas. Bueno, esta solución también puede ser exitosa para los estudios, obviamente optando por composiciones ad hoc o diseñadas de acuerdo con el espacio disponible. La península puede reemplazar la mesa de la cocina tradicional o "hombro" del sofá, también depende de los hábitos y preferencias personales. No exagere con los accesorios y accesorios, que amenazan con quitar espacio precioso y / o reducir visualmente el medio ambiente: este segundo caso, por ejemplo, se encuentra en el caso de una alfombra que es demasiado grande para eliminar la ventilación y el brillo del entorno. El estilo minimalista, por el contrario, es perfecto para un estudio ya que se basa en los principios de esencialidad, limpieza formal y eficiencia.

Muebles de estudio

Para mejor amueblar un estudio, una buena idea es comenzar por definir los muebles que no se puede prescindir y que varían mucho según las necesidades y los hábitos individuales. Alguien, por ejemplo, nunca abandonaría la cama y los que no tienen dificultad para dormir todas las noches en un sofá cama; hay quienes consideran que una buena mesa es inalienable y pueden reemplazarla sin ningún problema con el mostrador de una península o una mesa sencilla. Hay quienes les gustan las librerías y aquellos que los miran con un ojo completamente indiferente; que posee mucha ropa y, en consecuencia, no puede renunciar a un armario. Tome un bolígrafo y papel, luego, y elabore una lista completa y precisa de lo que es esencial para usted. Luego proceda con una lista de los muebles y accesorios que le gustaría tener en su apartamento, pero que no son de importancia primaria. Tómese su tiempo para revisar las numerosas fotografías disponibles en línea, ya que pueden convertirse en ideas muy válidas. Si tiene la posibilidad, comuníquese con un decorador de interiores o, de todos modos, un experto en el campo que pueda ofrecerle soluciones de ahorro de espacio adecuadas para su caso específico.